Por su olor dulce o penetrante, por la forma del frasco que lo contiene, por los sentimientos y recuerdos que nos transmiten… Hay mil razones para escoger nuestro perfume favorito, ese con el que nos sentimos representados y pensamos que a través de su esencia transmiten lo que somos. Pero, ¿es esa realmente nuestra fragancia?. Los grandes almacenes londinenses Selfridges quieren que nos embarquemos en una nueva aventura, la de crear nuestro perfume personalizado. La experiencia, que forma parte de su Beauty Project, ha sido bautizada con el nombre de Fragrance Lab y propone un servicio en el que se de un paso más en la adquisición de fragancias.

De este modo, el cliente se embarca en un recorrido olfativo y multisensorial durante 15 minutos en donde se descubrirán algunos rasgos de su personalidad a través de diferentes preguntas en forma de cuestionario y, lo más importante, sus reacciones a diferentes aromas -algunos de ellos agradables y otros no tanto-. Una vez concluido, la persona recibe un frasco de 50 mililitros que contiene su perfume personalizado y creado por Givaudan, líder mundial en de este sector y artífice de reconocidas fragancias como J’Adore, de Dior, o Le Male, de Jean-Paul Gaultier.

frangrance-lab-3

¿Tentado de participar en la experiencia de Fragrance Lab?. Pues has de saber que solo se podrá disfrutar hasta el 27 de junio de 2014 en los almacenes Selfridges de Londres y que, como no podía ser de otro modo, hay que abrir la cartera para poder disfrutar de ella. Y es ser el único que tenga un perfume exclusivo y creado en torno a sí mismo tiene un precio de 65 libras (unos 80 euros), algo que muchos podrían plantearse si están de visita en la capital británica al estar hablando de un servicio totalmente innovador y diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.

frangrance-lab-1

Quizá este sea el principio de lo que podremos ver en un futuro, el paso de la compra tradicional en las tiendas al disfrute de experimentos que nos inviten a una inmersión dentro del proceso de selección. Sin lugar a dudas es el modo perfecto de atraer al cliente, de hacer del shopping un momento divertido y de evasión, así como de posibilidad de ofrecer un producto totalmente personalizado. ¿Te gustaría que los puntos de venta evolucionarán hacia este camino?. Y, lo más importante, ¿qué te parece la iniciativa del Selfridges y Givaudan?. ¡Puedes dejar tu opinión en los comentarios!.